ALGO DE LO NUESTRO. LA VILLA MARGARITA: DE SOBRIA MAJESTUOSIDAD.

  • Construcción en un predio con historia.

Alfredo Ramírez.

Con una majestuosidad austera, la llamada Villa Margarita, atrae la atención de los transeúntes.

Es una finca ubicada en un predio que tiene su historia, ahí por la calle 5 de Mayo, antes llamada calle Puerto Viejo.

En la esquina norponiente de la calle por donde transportaban las mercancías que llegaban al fondeadero de Playa Norte y la calle De Morelos; ahí estuvo ubicado el primer Hospital Civil.

La finca pertenecía a una persona de nombre Manuel Hidalgo, hasta que, por las condiciones del Hospital Civil, el prefecto Bernardo Carrasco recomendara al alcalde Francisco G. Flores, el 2 de junio de 1870 se construyera un edificio ex profeso para ese hospital, mismo que después se haría a la altura de la, hoy calle Rosales con el cobro del 3 por ciento por mercancías que arribaban al puerto; pero esa es otra historia.

En 1900 se construyó la pérgola de la vieja plazuela Puerto Viejo, ahora conocida Plazuela Zaragoza.

Después la finca perteneció a la familia Aún Nafarrate, donde vivieron algunas generaciones.

Actualmente alberga una Notaria y tuvo hasta un estudio de yoga.

El paso del tiempo no le ha restado atractivo con su austera majestuosidad.