AYUNTAMIENTO APOYA LA APERTURA DE LAS LABRADAS: IVAN ERNESTO BÁEZ.

  • Se rehabilitan los accesos y se cuidará todos los protocolos de salud, informa.
  • No se permitirán ceremonias ni grupos mayores a 10 personas en los recorridos.

La reapertura de la zona de playas de Las Labradas, será parcial durante este próximo Equinoccio luego de un acuerdo entre el Centro INAH Sinaloa que dirige el ingeniero Servando Rojo y el Ayuntamiento de San Ignacio, comenta el presidente municipal Iván Ernesto Báez Martínez.

Precisó que habrán de cuidarse todos los protocolos establecidos por las autoridades de salud, para lo cual participará el personal de Protección Civil municipal  la dirección de Seguridad Pública contando con el apoyo de la policía Estatal Preventiva.

Adicionalmente, el primer edil sanignacense indicó que municipio envió maquinaria para la rehabilitación de los caminos de acceso a la zona y a las calles de la comunidad de La Chicayota, cuyos pobladores podrán ofrecer sus servicios de venta de alimentos, recuerdos y artesanías.

“Les hemos ofrecido apoyarlos con mesas y sillas, porque buscamos que aún y cuando se espera una afluencia limitada, por motivos de la pandemia, los pobladores obtengan un beneficio, un ingreso extra.”

Iván Ernesto Báez Martínez reconoció la disposición del director del INAH, Servando Rojo y precisó, en relación al Museo de Las Labradas, que este no puede aperturarse por disposiciones federales.

Cabe precisar que el domingo, fecha en que se celebra el Equinoccio de primavera; solamente estará abierta la zona de playa, con una serie de restricciones; debido a que no se permitirán ceremonias ni grupos mayores a diez personas durante los recorridos; todo esto con un horario de las 9 de la mañana  las cinco de la tarde.

La zona Arqueológica Las Labradas, es un centro de atracción por sus rocas grabadas con petroglifos; muy socorrida por los amantes de las ceremonias de captación de energía, limpia de aura y otra serie de rituales misticistas; sin embargo en esta ocasión el aforo esta reducido al 30 por ciento y con rigurosas medidas sanitarias.

Los servicios de venta de alimentos y otros serán proporcionados por los pobladores de la comunidad de La Chicayota.