“CHUY TOÑO”: EXTRAÑO ADIÓS DE UNA LEYENDA

Sin homenaje. Sin decir adiós.

Chuy Toño, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, se dijo extraoficialmente falleció  el pasado sábado por la noche tras casi una semana de haber ingresado al hospital general nuevo de Mazatlán.

Luego el domingo por la mañana se realizó una misa por su eterno descanso en la Iglesia de San Judas Tadeo, en el fraccionamiento Sábalo Country, donde no asistió ninguno de los deudos del ex director de la Policía Ministerial, por las restricciones existentes con motivo de la pandemia.

Conocido por su astucia policial, Aguilar Íñiguez, oriundo de Escuinapa inició su carrera policial en 1982 durante el gobierno de Antonio Toledo Corro, pero no fue sino hasta la administración de Juan S. Millán (1999-2004), que la figura de “Chuy Toño”, empezó a tomar fuerza.

Cabe destacar que la Unidad Especializada en el Antisecuestro, estuvo apadrinada en sus inicios (2002) por el mismo Aguilar Íñiguez, quien lucía encapuchado cada vez que se lograba la detención de una banda de secuestradores.

A pocos meses de culminar su mandato, Millán Lizárraga, Aguilar Íñiguez, fue perseguido por el gobierno federal tras el asesinato de Rodolfo Carrillo, en Culiacán por el supuesto vínculo con el Cártel de Juárez; revelaba el fiscal de la PGR José Luis Vasconcelos. Chuy Toño, desapareció del escenario.

En el 2010 PGR  ofrecía una recompensa por el paradero de Chuy Toño, pero fue reivindicado.

Un año más tarde Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, asumía el cargo de director de la Policía Ministerial en Sinaloa, durante la administración de Mario López Valdez, quien dijo no se ocupaban “blancas palomitas para combatir a la delincuencia”.

En el 2016 con una pensión de 50 mil pesos fue aprobada por el Congreso. Ya retirado se dedicó a la familia y al deporte, muy en particular el ciclismo.

Son muchas anécdotas  las que se platican sobre la vida de la hoy Leyenda de Sinaloa, el Superpolicía:  “Chuy Toño” Aguilar Iñiguez.