CONSENSO: UN FRENTE SIN PODER

ALBERTO AGUILAR

Son ocho gobernadores “rebeldes” que se “alzaron en contra” de la austeridad del gobierno federal que les ha aplicado como “bozal a los caballos”. Ahora estos mandatarios han manifestado que el semáforo epidemiológico será a su manera y no como la Secretaría de Salud federal se los indique.

Los argumentos son que las cifras (de contagiados y muertos por Coronavirus) no coinciden y distan mucho de la realidad por lo que estos gobernantes trabajarán a su manera.

El mensaje es claro: no se someterán a los designios  de Andrés Manuel López Obrador, el presidente. Aún más cuando las elecciones están a un año de distancia osea “nada”. Habrá que ver cuántos gobernadores se unen, pues iniciaron con 7 mandatarios y Guanajuato se acaba se adeherir.

Este Frente toma fuerza pues, ya saben que no habrá recursos extras más que los que se asignen a sus partidos. Ante la escasez de militantes en los partidos habrá que botear en los cruceros. Tambien estos gobernantes no tendrán desarrollo económico en sus estados pues Silvano Aureoles Conejo, uno de los gobernantes “rebeldes” ya le falló a sus gobernados, al perder la franquicia del fútbol de primera con la salida del Morelia. Eran 200 millones de pesos los que exigía la televisora del Ajusco (Tv Azteca) al mandatario de Michoacán, quien se negó a pagar.

A Sinaloa le fue bien pues, Quirino Ordaz Coppel, adquirió la franquicia y de paso se anotó un 10.

Puntos que le contarán para el 2021.

Ordaz Coppel, no es uno de los gobernadores “rebeldes” pero, dos homólogos, los de Coahuila y Colima (PRI) sí. Hay que recordar que desde un inicio  AMLO realizó una encerrona con el gobernador sinaloense dónde de seguro hubo acuerdos porque desde esa fecha el gobernador es más frecuentado que hasta “otros” del mismo partido que AMLO en Sinaloa. “Me das y te doy” es la línea AMLO-QOC.

Es por eso que el gobernador de Sinaloa juega su propio juego. No habrá necesidad de integrarse a un Frente sin poder.