CONTINUA “EN PICADA” ACTIVIDAD EN AEROPUERTO DE MAZATLÁN

  • Atamsa solamente opera con 25 de sus ochenta unidades.

El arribo de aerolíneas y pasajeros llevaba buena “altura” al aeropuerto Internacional Rafael Buelna en Mazatlán. En el 2019 en el mes de diciembre se recibió al pasajero un millón cien mil por lo que durante el primer bimestre de este 2020 (enero-febrero) se registró un crecimiento exponencial sobre el tráfico de pasajeros pues, creció en un 19 por ciento más que en el 2019 cuando se recibió al pasajero un millón cien mil.

Las expectativas eran buenas para el cierre de año pero, la catástrofe arribó al aeropuerto con la pandemia del Covid-19 cuando todo aparentaba ir bien.

Para la segunda quincena de este mes de junio el itinerario de vuelos ha mejorado muy leve con tres frecuencias más por semana.

El año pasado los atamsistas sacaron 67 mil 137 viajes con origen en el aeropuerto que en promedio por mes, durante los 12 meses fueron 5 mil 610 viajes, en el mes de Abril de este 2020 apenas realizaron 437 y en mayo 360 viajes, es decir; como avión en picada se desplomaron 94% en la demanda de servicios.

Lo malo y lo pésimo no es el desplome de la actividad, sino el despido del 50 por ciento de la planta laboral lo que significa el despido para 55 operadores de taxis de la Atamsa.

Solamente operan con 25 unidades de las 80 que tienen dadas de alta, es decir; 55 vehículos junto con sus operadores fueron dados de baja.