DESDE EL BURLADERO. QUE NO LE ENGAÑEN: NI LA SERIE DEL CARIBE NI LA TEMPORADA ESTÁ EN RIESGO EN MAZATLÁN.

  • Truenan el experimento llamado “Ley Bonilla”.
  • Dice que acatará pero no está de acuerdo, por lo que podría pedir licencia para apoyar a Polevsky.
  • Sigue el pendenciero peleándose con todos.

De repente empezaron a brotar voces y publicaciones tendientes a mover a la Opinión Pública en favor de los intereses del Grupo Toledo diciendo que el conflicto legal entre la administración municipal, encabezada por Luis Guillermo Benítez Torres, con el grupo empresarial pone en riesgo no solamente la Serie del Caribe 2021 sino también la participación de Los Venados de Mazatlán en el llamado circuito invernal.

No señores, la cosa no es así.

Ya estuvo bueno de que grupos empresariales lucren a expensas de los intereses del municipio.

Un ejemplo reciente lo tenemos con el Caso Nafta que inicio en los tiempos del ex alcalde Alejandro Higuera Osuna; cuando este grupo en vez de demandar a los vecinos inconformes la tomo contra el Ayuntamiento; y se vino un caso que las subsecuentes administraciones dejaron crecer.

Y sabe Usted, amable lector; que fue lo peor de ese asunto?. Lo peor y más repugnante es que varias administraciones municipales subsecuentes tuvieron a ese mismo grupo en el catalogo de proveedores.

Alguien que te demanda lo tienes de proveedor?, Ahh caray!

AHORA bien, si los empresarios a quienes se les dio la concesión de un estadio en el que se invirtieron millonadas de recursos públicos no cumplió con lo acordado no se tiene porque andar acuachando.

Si a esos empresarios realmente les importa el negociazo que representa el beisbol gracias a  una afición tan noble como es la mazatleca, deben de sentarse  a negociar y en primer lugar, subsanar los incumplimientos en que incurrieron; y para ello marchan contra reloj si consideramos que la nueva temporada debería empezar el 12 de octubre.

De ahí que le estén apostando a manipular a la opinión pública, para que la gente empiece a presionar a las autoridades a ceder en las pretensiones empresariales.

EN OTRO ORDEN de ideas, que bueno que la SCJN se haya fajado y no haya caído en el juego perverso que se pretendía en altos niveles políticos como era validar la ampliación de mandato del multimillonario empresario y gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez.

Este empresario y amigo cercanísimo del presidente Andrés Manuel fue electo – en el marco de la adecuación legislativa de armonización de las fechas electorales- para un periodo de dos años; pero no le pareció suficiente y al ganar las elecciones movieron los hilos para que el Congreso saliente de Baja California modificara la Constitución local a afecto de que el chulo pudiera ejercer por 5 años.

Con esto, argumentaron, ya se empatarían los procesos de elección de la gubernatura con la presidencial del 2024.

La historia ya se la sabe Usted; el silencio de algunos de los altos dirigentes de Morena, del propio Presidente que no se desmarcó a tiempo; todo con miras a que la SCJN accediera a la aberración jurídica.

Y es que de haber sido avalada, hubiera sentado un precedente –jurisprudencia, le llaman ellos- que permitiría que cualquier sátrapa pretendiera hacer lo mismo.

Por ello esto fue impugnado por varios partidos políticos nacionales y la propia CNDH. Incluso en días recientes el dirigente de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, condenó la reforma calificándola de verdadero fraude a la Ley.

Arturo Zaldívar, ministro presidente del máximo tribunal del país, enfatizó que todo el proceso para intentar extender el mandato de Bonilla, “un verdadero” y “gran” fraude a la Constitución”, así como “un efecto corruptor de rango constitucional”. “Con el pretexto de usar su poder reformador de la Constitución y su competencia para decidir sobre su régimen interior, la legislatura local fraguó, en realidad, un fraude a la Constitución.  “El Congreso de Baja California alteró los resultados de un proceso electoral concluida, al decretar, por ley, que un gobernador electo por dos años ejercería el cargo pro cinco”, resaltó.

Ahora resulta que tras hacer berrinche el gober Bonilla Valdez apuntó que podría pedir licencia para apoyar a candidatos de Morena, tal y como lo acordó con Yeidckol Polevnsky, exdirigente nacional de Morena.

LA DEL ESTRIBO.- Nomás le falta pelearse con la cocinera. Ya se peleó con empresarios, periodistas; luego con los ingenieros y arquitectos; y el pasado día 8 con médicos del país; a quienes sin precisar la palabra “algunos”, tildó de corruptos y buscar enriquecerse. Afortunadamente en estos tiempos de pandemia, cuando su labor es de riesgo y ampliamente reconocidos, le tupieron hasta por debajo de la lengua. No le quedó de otra que, ayer lunes, ofrecer disculpas, pero eso sí… a medias. HLP…DM