EL “CONFORT”, CULPABLE DE ALZAS EN LOS RECIBES, SEÑALA LA CFE.

La eléctrica nacional ha visto un incremento en el cobro a los usuarios que ha ido de 10% hasta 80%. En los casos de mayor consumo incluso se registran aumentos de 300%.

CFE ha mantenido en su tarifa actual a casi tres millones de hogares durante la pandemia, a pesar de que han rebasado el umbral para pasar a la cobro sin subsidio, con un impacto de 3,700 mdp.

Los usuarios han registrado alzas en sus recibos de luz durante estos meses de confinamiento por la pandemia de COVID-19 debido al mayor consumo de electricidad en sus hogares, pero no a un alza en la tarifa, dice la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La eléctrica nacional considera que los usuarios del sistema eléctrico tienen cuatro usos esenciales de su servicio como el de seguridad, higiene, alimentación y confort. Los tres primeros se han mantenido constantes durante esta etapa de confinamiento, mientras el cuarto es el que se ha incrementando.

“Hay uno de ellos que es el confort, que nosotros lo segregamos, obviamente, porque el confort no lo tiene toda la población. El confort está basado en televisores, computadoras, juegos electrónicos, algún equipo de deporte y lo que es el aire acondicionado en ciertas regiones del país”, dice Martín Mendoza Hernández, director general de Suministro Básico de CFE, en una videoconferencia.

“Ese confort es un desperdicio en el cual puede originar el brinco del consumo adicional que, ahorita, está siendo obviamente muy observado y muy fiscalizado por el famoso incremento en la facturación”, dijo el directivo.

Casi el 80% de los hogares entran en las tarifas subsidiadas de la CFE y, en este escalafón, existen las que están en la franja baja, donde se subsidia el 72% con un cobro de 80 centavos por cada kilowatt hora (KW/h) que consumen en el bimestre, mientras a los de intermedia se les subsidia el 66% con un peso por cada KW/h. Quienes se exceden en estos consumos límites pagan 2.9 pesos de los 4 pesos que le cuestan a la CFE.

Los hogares que se encuentran en la tarifa de alto consumo (DAC) no tienen subsidio, y en este segmento se han registrado alzas que fueron hasta el 300%, explicó Hernández.