El grito es uno: ¡Mario, Mario, Mario!

Mario Zamora desciende del vehículo y alza el puño con fuerza, firme, seguro. Frente a él la gente responde con estruendo de fiesta.

Sobre la entrada del Instituto Estatal Electoral de Sinaloa (IEES) lo esperan decenas de mujeres, hombres y jóvenes.

Son militantes del PRI, simpatizantes del PAN, gente salida del PRD.

Es la alianza Va por Sinaloa. Sus voces y exigencias y empuje.

Mario Zamora viene a su registro como candidato a gobernador. Lo acompaña su familia y una buena vibra que no le cabe en la cara.

Son las 10:49 horas de este jueves. El grito es uno y se pinta solo en las bocas de esta gente que cree en su proyecto y propuesta:

“¡Mario, Mario, Mario, Mario…!”

Y Mario Zamora no deja de sonreír. Está en su entorno, entre sinaloenses con distintas ideologías unidos alrededor de él, el candidato de los tres partidos.

La alianza Va por Sinaloa asume su rol, mezcla sus colores, se reconoce. Y de las manos de los panistas nacen sus banderas y los perredistas empuñan las suyas y las ponen a ondear, y el priista no sabe faltar.

La imagen es inédita y es la imagen que la ciudadanía exige. Hoy tres caminos llevan a uno. Y el uno es él, este mochitense, orgulloso sinaloense, de 46 años al que le sobran ganas para encabezar una campaña de dos meses y seis años de gobierno.

Mario Zamora camina entre todos. Va hacia la puerta del IEES. Tras de sí quedan sus seguidores y la música de viento que le han venido a acompañar.

Veinte minutos antes los músicos habían soltado “El Sinaloense”. Desde entonces, por el Malecón Viejo, empezaron a circular vehículos. Pasaban lentito, a vuelta de rueda y sus ocupantes enseñaban el puño apretado, tomaban fotos, grababan.

“Mario, Mario, Mario!”, salía de la caravana de siete, ocho, nueve carros.

El grito de Mario, Mario era ahí una presencia oportuna.

El sol pegaba pero el entusiasmo no se rompía. Sobre el puente de la avenida Aquiles Serdán una fila de banderas priistas flameaban en manos de hombres y mujeres. La gente también empezó a buscar acomodo sobre el camellón del bulevar Niños Héroes, el llamado ‘malecón viejo’.

Y entonces Mario Zamora sale del IEES. Ha terminado su registro. Es oficialmente el candidato a gobernador del PRI, PAN y PRD, de la alianza Va por Sinaloa.

Toma el micrófono y le habla a la gente: Hoy inicia un proceso de evolución de lo que somos los sinaloenses. Palabra de sinaloense: Lo mejor está por venir. Juntos, unidos, todos, ¡¡vamos a ganar!!

“!Duro, duro, duro, duro!”, responde la gente.

El viento sopla. Las banderas de la alianza Va por Sinaloa se sienten vivas, conviven, se entienden en una nueva realidad política que la sociedad construyó.

La travesía de Mario Zamora ha iniciado. Que nadie se apresure ni saque cuentas alegres. Mario va a su paso. La ruta está trazada. Sobre el camino solo hay una sombra que el tiempo de campaña y la propuesta habrá de desvanecer.