Frida, la perrita rescatista que sumó 57 localizaciones, se encuentra grave de salud

  • La perrita labrador Frida, quien conquistó el corazón de los mexicanos por sus labores de rescate en su carrera y en especial tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, se encuentra delicada de salud, pero estable bajo supervisión médica.
  • Participó en rescates también en Ecuador y Haiti.

Frida, la perrita rescatista de la Secretaría de Marina, quien se robó el corazón de los mexicanos, al rescatar varias personas con vida tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, presenta problemas de salud, pero se encuentra estable.

La perrita de raza labrador, quien destacó dentro del Subgrupo de Control Canino de la Sección de Operaciones del Estado Mayor General de la Armada de México, se encuentra estable y bajo constante supervisión médica de médicos veterinarios.

Frida recibe atención por malestares en sus articulaciones y bajo un régimen de alimentación especial.

“Frida se encuentra estable y tiene algunos padecimientos propios de la edad. Es un animalito ya geriátrico, va a cumplir 13 años, se encuentra estable bajo revisión médica permanente. En general se encuentra estable”, señaló Miguel Ángel Huerta Miranda, teniente veterinario al diario El Universal.

Tras su retiro con honores de las labores operativas de rescate en 2019, Frida ha dejado de correr y saltar y únicamente camina tranquilamente en áreas verdes asignadas.

La labrador está sometida a chequeos cardiacos y pulmonares todos los días.

“La orden es mantenerla su estado físico y de salud permanentemente sana. No hay un riesgo latente de que pueda morir, pero ya es un animal geriátrico y como tal necesitamos tener los cuidados que tiene hasta el momento”, dijo el teniente Huerta.

Sus actividades diarias consisten en un paseo relajante en el jardín a partir de las 9:00 horas, desayuno y de vuelta a su perrera donde se mantiene bajo supervisión médica en el transcurso del día.

Frida se mantuvo en el servicio activo por espacio de una década como integrante del Departamento Canino de la Secretaría de Marina (Semar), del cual se retiró con honores.

Recibió entrenamiento en la búsqueda de personas bajo estructuras derrumbadas en donde con sus guantes protectores y gogles se convirtieron en un símbolo de esperanza para los capitalinos tras los horrores vividos a consecuencia de los sismos.

Durante su carrera, Frida participó en misiones donde encontró con vida a 12 personas de los escombros y colaboró en la recuperación de 45 cuerpos sin vida.

Tras el terremoto de septiembre de 2017 en la capital mexicana, Frida sirvió en el rescate de damnificados del Colegio Rebsamen en la alcaldía Tlalpan.

En su hoja de servicio también destaca su intervención en operaciones internacionales de rescate en Haití en 2010 y en Ecuador durante 2016.

También participó en labores de rescate en el estallido ocurrido en la Torre de Petróleos Mexicanos en 2013.

La perrita participó en 57 rescates en estructuras colapsadas y gracias a su olfato y valentía 12 personas fueron rescatadas con vida, según fuentes de la Marina.

“Su ladrido siempre dio esperanza y en momentos de dolor e incertidumbre trajo alivio. Frida encarna muchos significados de lo bueno que puede surgir en medio de una tragedia y de lo mucho que podemos hacer si actuamos como una sociedad unida y solidarizada”, dijo la Marina.