La AARP realiza la ponencia en la UAS “la crisis del agua: problemas y soluciones”

  • La contaminación, el cambio climático, la deforestación, entre otros factores han provocado poca disponibilidad de agua para el consumo humano.

 

Mazatlán, Sinaloa.- La disponibilidad del agua para consumo humano es cada vez menor, factores como la contaminación, la deforestación, el cambio climático, la construcción de presas, entre otros,  han incidido en esta baja.

Según un estudio de Conagua desarrollado en 2015, marcó 260 sitios con alta contaminación en el país ubicado en los estados del centro del país, además del Estado de México y la CDMX.

Por ello la importancia de no contaminar el vital líquido.

Estos temas fueron expuestos por la Asociación de Agricultores del Río Presidio (AARP) ante alumnos de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) por invitación de los directivos de la misma universidad en el marco de la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología.

Octavio Loaiza, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Presidio, expuso que el sector agrícola propone la instalación de sistemas de riego para evitar el consumo desmedido del agua, así como un buen manejo de agroquímicos, pesticidas y plaguicidas, mayor regulación de la actividad minera y generar una conciencia ciudadana sobre el uso y cuidado del agua.

En México, la Ley de Aguas Nacionales tiene como objeto regular la explotación, uso o aprovechamiento del agua, su distribución y control, así como la preservación de su calidad y cantidad para lograr el desarrollo integral sustentable. Esta Ley fue promulgada el año de 1992 previo a la entrada del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

En el año 2010, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció el derecho humano al agua y en el 2012 se reformó la constitución política de nuestro país para incluir el agua como derecho elemental.

Loaiza Torres, invitó a los estudiantes a cuidar el agua a través de uso racional, evitar tirar desechos tóxicos y sólidos al agua y a los ríos, pero sobre todo a fomentar la denuncia ante las autoridades correspondientes para que quien contamine y además, desperdicie el agua, sean sancionados conforme a la Ley.