LA CFE NO DEBE HACER CORTES DE ENERGIA SEÑALA DIPUTADA MARIANA RODRIGUEZ.

  • Debe de reembolsar a los usuarios el cobro que hizo por reconexión.

La diputada Mariana Rodríguez Mier y Terán, expreso que en plena emergencia sanitaria, la Comisión Federal de Electricidad actúa de manera egoísta con los mexicanos, al negarse a condonar o aplazar el pago del servicio eléctrico a familias que han perdido sus ingresos.

Resaltó que la empresa, entre abril y mayo, ordenó el corte de suministro eléctrico a poco más de 543 mil usuarios domésticos y a micro, pequeñas y medianas empresas que cayeron en impago por falta de liquidez.

Comentó que debido a la interrupción del servicio provoco que muchas familias se vieron en la necesidad de adquirir deudas y hacer esfuerzos para pagar el recibo y el costo de la reconexión, la Comisión Federal de Electricidad obtuvo ingresos cercanos a los 47 millones 38 mil pesos por reconexiones.

La legisladora federal señaló que la CFE debe reembolsar a los usuarios el dinero de la reconexión comprendida entre el uno de abril y hasta el 15 de junio del presente del presente año, así como aplicar medidas de compensación por los daños ocasionados y comprometerse con no realizar más cortes durante el periodo que dure la emergencia sanitaria y suspender cualquier incremento a las tarifas en lo que resta del 2020.

La secretaria de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, estimó que la CFE podría aliviar las necesidades de miles de personas que realizan trabajos desde su domicilio, sin perder de vista los millones de alumnos de todos los niveles, que toman clases, vía televisión abierta o en línea.

Interrumpir el servicio de energía puede propiciar daños a la salud de las personas, en los municipios y localidades donde se presentan temperaturas superiores a los 32 grados centígrados y es indispensable el uso de ventiladores o sistemas de aire acondicionado para atenuar los efectos del calor.

Mariana Rodríguez señaló que los cortes de energía eléctrica se concretaron durante la fase tres de la emergencia sanitaria, cuando se fortalecieron las medidas de aislamiento social y el cierre forzoso de comercios y empresas