La curiosa historia del Mazapan de la Rosa, uno de los dulces más queridos de México.

  • ¡70 años de historia!, los mazapanes se envolvían a mano y vendían de tienda en tienda, fueron bautizados por el pueblo como “de la Rosa”.

Uno de los dulces más populares en México es el mazapan de cacahuate y el más reconocido es el “de la Rosa”, el cual surgió en Guadalajara, en el negocio de una familia con 13 hijos originarios de San Marcos.

Al principio la golosina se envolvía a mano y se distribuía en pequeñas tiendas. Quién iba a pensar que 70 años después la fábrica podría producir 10 millones de mazapanes por día y que llegarían a exportar el producto a Estados Unidos, Canadá, Centroamérica, la Unión Europea y Medio Oriente.

La historia comienza en 1940 cuando Jesús Michel González y Elvira Velasco Rolón van a Guadalajara con la necesidad de arrancar un negocio de dulces que les permita mantener a su amplia familia. Iniciaron con pastillas perfumadas, como las ventas no eran lo esperado, optaron por hacer paletas de malvavisco y caramelos con forma de guitarra

En 1950 iniciaron a realizar los famosos mazapanes y resultó un éxito. En México los mazapanes tradicionales son un dulce cocido en horno, elaborado con pasta de almendras, pepitas de calabaza o cacahuates molidos con azúcar. Jesús tenía su receta y decidió hacerlos de cacahuate para que el costo fuera más económico.

La marca era Conitas… el pueblo le puso el nombre “de la Rosa”

Los mazapanes se vendían sin marca, envueltos en papel orito (de un lado blanco y dorado del otro). Posteriormente se les etiquetó con la marca Conitas y con tres fresas ilustradas. Tuvieron que cambiar el nombre porque otra compañía que también vendía mazapanes y que tenía el logo con tres cerezas amenazó con demandar, argumentando que generaban confusión.

Jesús Michel decidió ponerle una rosa porque había una campaña que identificaba a Guadalajara como la ciudad de las rosas. La gente le puso el nombre al mazapan ya que en la tienda pedían “el de la rosa”. Así es como el famoso dulce y la fábrica que también hace otras golosinas se llama “Dulces de la Rosa

500 toneladas de cacahuate

Los mazapanes pasaron de ser empaquetados a mano a ser cortados por robots con la más alta tecnología.

Los dulces de la Rosa hechos con cacahuates requieren de 500 toneladas diarias de estas semillas que se tuestan y cocinan en la fábrica ubicada en Tlajomulco (Jalisco) desde 1969.

El negocio sigue siendo de la familia, la receta es una herencia, asegura el director de la compañía, Enrique Michel Velasco a Forbes, “Somos cuatro hermanos de la familia los que tenemos esa receta; nadie más.