LA SONAJA: CUAUHTEMOC CÁRDENAS, CON TODA LA AUTORIDAD MORAL A CUESTAS.

  • Se está aplicando, en el combate a la inseguridad e ingobernabilidad, la “misma medicina” de décadas anteriores.

Felipe Aurreola.

felipeaurreola1@gmail.com

El régimen de gobierno actual, con poco más de tres años, no se entendería sin la tenacidad y la lucha que emprendió Cuauhtémoc Cárdenas y un grupo de correligionarios a mediados del gobierno de Miguel de La Madrid; cuando decidieron salirse del PRI y enfrentar desde la oposición el régimen neoliberal.

Objeto de un fraude electoral monumental en su primera participación cómo candidato a la Presidencia; donde el actor principal fue un sujeto importante y protegido del actual Presidente, llamado Manuel Bartlet Díaz, a la sazón secretario de Gobernación; Cárdenas Solórzano no cejó; sin embargo su arrastre no fue el mismo.

Eso no minó el carácter y la congruencia de su personalidad, al grado de ser el verdadero líder moral de la verdadera izquierda mexicana.

El beneficiario de esa larga lucha, de esa brega es Andrés Manuel López Obrador, un personaje a quien los mexicanos estamos observando inmerso en una vorágine de histeria, incongruencia y proclividad a polarizar y enloquecer.

El ejemplo más claro lo tenemos en el amedrentamiento sistemáticos a los medios y actores de la comunicación y, más recientemente la defensa histérica que hace de un personaje deleznable como el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, en virtud de haber sido demandado por su papel en el manejo de la pandemia. El irracional acusa la denuncia de irracional y a su muy peculiar estilo acusar una campaña de desprestigio desde los medios de comunicación.

Andrés Manuel López Obrador es el heredero, en el sentido de disfrutar las mieles del poder a partir de una larga lucha iniciada por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; a quien en su momento traicionó y trató de atacar como lo hizo y está haciendo con la ex jefa de gobierno Rosario Robles Berlanga, quien operó con todo para hacerlo jefe de gobierno.

Cuauhtémoc Cárdenas marco sana distancia del actual Presidente y a pesar de ser una persona parca en sus declaraciones ha mantenido una crítica certera y puntual sin caer en estridencias.

Actualmente circula, de la autoría de Cárdenas Solórzano, su libro “Por una democracia progresista. Debatir el presente para un mejor futuro”, de editorial Penguin-Random House; donde realiza un análisis crítico de la actual situación en que se encuentra inmerso el país.

Editorial y Revista Proceso pública interesante entrevista con el ex gobernador de Michoacán donde abordan diversos tópicos temáticos.

Lo más interesante de esta charla es la visión que tiene sobre el cáncer que estamos padeciendo la inmensa mayoría de los mexicanos en todo el territorio nacional como es la inseguridad y la violencia, donde los grupos delincuenciales le han arrebatado espacios de territorio al Estado Mexicano.

Enfatiza en el sentido de que se estado aplicando la “misma medicina” (sic) que en décadas anteriores se ha estado aplicando para enfrentar la inseguridad y la ingobernabilidad. Esta solamente acentúa los males que pretende remediar; remarca.

A la democracia mexicana hay que limpiarla de la delincuencia, del dinero sucio, de la corrupción, de la tentación de la reelección y de la falta de compromiso de los partidos políticos.

Algo que no ha de haber gustado en Palacio Nacional es, sin lugar a la menor duda, es su aseveración de que la pobreza ha incrementado en los últimos tres años.

Esperemos la andanada del colérico…