LA SONAJA: DEBO NIEGO Y PAGAR NO QUIERO.

  • Jesús Estrada Ferreiro exhibe a políticos deudores.

FELIPE AURREOLA.

Felipeaurreola1@gmail.com

Jesús Estrada Ferreiro, presidente municipal de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, es un hombre polémico a quien no le importa asumir los costos políticos para sacar adelante sus ideas y decisiones.

Polémico en sus declaraciones sobre temas diversos, rey de los memes, no ha soltado desde el inicio de su primer administración municipal un tema, el tema es el pago y cobro del impuesto predial.

No dudó en enfrentarse a la anterior Legislatura local ni a la presente. Mientras que los legisladores alegan sin argumentos sólidos que el incremento afecta a los que menos tienen, el presidente municipal culiche sostiene que congelar el incremento al impuesto predial solamente beneficia a la clase pudiente. Y tiene razón.

Enfrentado a diversos sectores como son los comerciantes, trabajadores municipales, policías, empresarios y legisladores; responde a la andanada de estos últimos exhibiéndolos.

El primero de los exhibidos es Serapio Vargas Ramírez a quien señaló de deber más de 200 mil pesos de impuesto predial.

Serapio Vargas Ramírez es un diputado local de Morena; quien antes militó en el PRI y posteriormente fundó un partido local denominado PAIS. Es un empresario acopiador de granos, dueño de bodegas y quien siempre se ha manejado como luchador social y persona de izquierda. Un izquierdista rico o millonario; de lenguaje florido.

Ante la exhibida mediática, Serapio Vargas salió a declarar que si reconoce deber el predial pero no los 200 mil pesos que le imputan si no 55 mil pesos y no pagará hasta que le ordene un juzgado de distrito o el Tribunal de Justicia Administrativa porque el cobro no es proporcional ni equitativo.

Asimismo, puntualizó que el cobro no debe ir más allá de los últimos cinco años de adeudo, mientras que el municipio está cobrándole a los culiacanenses hasta 10 años, a quienes aparecen en el sistema con un adeudo en ese periodo.

En la misma entrevista, el alcalde Jesús Estrada Ferreiro expresó que un diputado del PRI era otro deudor del predial pero no recordaba su nombre. Pocos minutos después el diputado local Luis Javier de la Rocha salió a informar que buscará al alcalde para revisar la presunta, dijo, deuda del predial.

El diputado manifiesta desconocer que tiene una deuda de 200 mil pesos de predial pues se encuentra al corriente del pago de sus impuestos; sin embargo compartió que mal entendido podría deberse a unos lotes que su señor padre heredó a su persona y hermanos.

Pudiera tratarse de 90 hectáreas que se vendieron en lotes pero que muchos siguen a su nombre pues los nuevos propietarios no hicieron el cambio de propietario.

El impuesto predial es el principal impuesto que genera ingresos propios a los municipios, mismo que se utiliza para la realización y ejecución de servicios públicos.

En la mayoría de los municipios el ciudadano común y corriente, el de menores ingresos, es quien acude desde hace más de 50 años a cumplir de manera puntual a pagar dicha contribución; sin embargo han sido empresarios y ricos los más renuentes a hacerlo.

En el municipio de Mazatlán hace poco más de 30 años un grupo de empresarios se amparó para evadir el pago por presuntos incrementos ilegales. Al poco tiempo uno de los principales promotores del amparo llegó a ser presidente municipal y al estar al “otro lado del escritorio” trató de convencer a sus pares empresarios a desistir de los amparos y pagar el impuesto con un vano éxito.