LA SONAJA VENTA DE BANAMEX NO DEBE CONVERTIRSE EN UNA NUEVA RÁPIÑA A LAS FINANZAS PÚBLICAS.

  • Perdonará el Gobierno Federal el pago de impuestos como lo hizo Vicente Fox?.

Felipe Aurreola.

Felipeaurreola1@gmail.com

Citigroup anunció la venta de BANAMEX, un banco que data de finales del siglo XIX, originalmente fundado con capital nacional, inglés y norteamericano.

Un banco con un enorme acervo artístico cultural y que, aparte de ello cuenta según la propia Secretaría de Hacienda con 22 millones de usuarios de servicios,

Ante ese volumen de usuarios resulta extraño que la multinacional Citigroup deje a uno de sus principales fuentes de ingresos.

El anuncio ha sido aprovechado por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para decir que ojalá y el banco se mexicanice aunque no se rechaza que, acorde a los acuerdos multinacionales que tiene nuestro país, se pueda aceptar capital extranjero.

Incluso anunció a algunos empresarios que podrían adquirirlo, entre ellos su amigo Carlos Slim.

El Gobierno Federal está interesado en el tema. Al igual que debemos de estar interesados todos los contribuyentes mexicanos, por los antecedentes históricos en la manera como se vendió Banamex a los extranjeros en los tiempos de Vicente Fox Quezada como presidente y de Francisco Gil Díaz como secretario de Hacienda, así como del antiguo dueño, Roberto Hernández y en complicidad evadieron el pago de impuestos por el orden de los 35 mil millones de pesos de aquellos años.

En el 2001, siendo Fox Quezada presidente, Citigroup adquirió Banamex por 12 mil 500 millones de dólares con una evasión de impuestos por 35 MMDP que involucró a funcionarios que nunca fueron sancionados y cuya responsabilidad prescribió siete años después, concretamente el 30 de octubre de 2008, al desaparecer o prescribir lo que se conoce como tráfico de influencias.

El anterior dueño de Banamex fue jefe del entonces secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz e intimo amigo de Carlos Salinas de Gortari, quien lo apoyo para que la cartera vencida de Banamex fuera absorbida por el Fobaproa. En una deuda que millones de mexicanos seguimos pagando.

Citigroup pasó a la historia como el protagonista de hacer la mayor adquisición de una compañía mexicana por 12 mil 500 millones de dólares. Y ahora la pone a la venta.

HAY algunos interesados, más allá de los que trata de involucrar el Presidente Andrés Manuel López Obrador; entre ellos, una empresa de Monterrey, Nuevo León; que ofrece 16 mil millones de dólares pero en criptomonedas.

El Universal dio a conocer que la firma ISATEK, a través de Alfonso Jiménez Pérez, director ejecutivo de la firma, oferta 16 mil millones de dólares de su moneda denominada AMERO con el objeto de crear una entidad bancaria hibrida.

El empresario señaló que están atentos para conocer “a cuánto ascendería el monto para la compra, en criptomonedas, de la institución financiera”, cuyos activos en venta incluyen sus sucursales, Afore, aseguradora, negocio de tarjetas de débito y crédito.

Señaló que en los círculos financieros hay versiones de ofertas por Banamex, entre 13 mil y 14 mil millones de dólares, por lo que “Isatek levanta la mano con la primera oferta por 16 mil millones de dólares en criptomonedas”.

La venta será la nota informativa predominante en los siguientes días; sin embargo lo interesante y a lo que se debe de dar seguimiento es al tema de pago de impuestos por la transacción.

No vaya a ser que el actual Gobierno Federal vaya a caer en lo mismo que el gobierno de Vicente Fox: no cobrar los impuestos respectivos.