MAZATLÁN A “REVENTAR” EN SEGUNDO FIN DE SEMANA LARGO

Durante el segundo fin de semana largo, Mazatlán estuvo a “reventar”. El destino de sol y playa mantuvo buena ocupación de hospedaje y le dio trabajo a los salvavidas del Escuadrón de Salvamento.

El destino se mantuvo al 70 por ciento en reservación de cuarto y hotel y una décima parte más arribó mediante llegada directa, es decir; que pagaron cuarto de hotel en la recepción. En tanto que los salvavidas del Escuadrón Acuático de la Secretaría de Seguridad Pública municipal, cerró playas la tarde del sábado por los fuertes vientos y estuvo al pendiente de al menos 6 mil bañistas en el área de playas.

“La gente que vino, el 70 por ciento tenía reservación y un 10 por ciento nos llegó directo. La verdad que no llenamos en reservaciones pero con la venta directa es como alcanzamos a llegar al 80 por ciento”, aseguró Urtzy Ochoantezana, gerente hotelero.

“Ya ves que tuvimos tres días de vientos muy fuertes. El sábado tuvimos que poner todas las playas en rojo debido a que el viento incrementó el oleaje y las corrientes y se puso muy feo el mar”, comentó Gonzalo Magallanes, comandante Escuadrón de Salvamento Acuático.

Y es que el día feriado del 21 de Marzo, la celebración del natalicio de Benito Juárez, se recorrió para este día 15 por lo que se generó el segundo fin de semana largo. Turistas de la región sinaloense y de estados como Durango, Coahuila,Nuevo León, Jalisco entre otros aprovecharon para visitar el puerto.

“-Cómo se la están pasando?. Excelente. Todo muy bonito aquí. Pero hasta ahorita todo parece muy bien y la playa muy bonita para la cantidad de gente que hay ahorita. Precioso y venimos  de la ciudad de México y es una delicia estar aquí”, comentó Lesly Zarate, Ciudad de México.

“-Cómo está la venta en este fin de semana largo?. Pues muy bien, gracias a Dios ya salió. -Porque hace unos días hubo una manifestación. -Qué ha vendido?. Ya se vende bien el lente y el sombrero. Ya no hay casi libres (vendedores foráneos) igual”, dijo José, vendedor de playa.

Los aforos a las playas fueron controlados por los salvavidas sin que los visitantes generaran aglomeraciones, sino que más bien se distribuyeran.