Relaciones Transpacíficas: La Protesta Más Grande del Mundo

Carlos Venegas*

En la India en estos momentos se encuentra la protesta más grande del mundo y posiblemente de la historia, donde se estima que protestan alrededor de 250 millones personas, lo equivalente a 2.5 veces la población de México o bien combinando Brasil y Colombia, muchos se preguntarán ahora el motivo de dicha organización, y es que esto se debe a que el Estado de Modi ha decidido dar inicio a la privatización de una de las industrias bases del país con la excusa de que es necesario acelerar dicha práctica en todas aquellas industrias públicas para alcanzar el tan deseado status de potencia y así rivalizar con China.

Pero ello no ha convencido a la clase baja, en especial a los más dependientes del sector rural, quienes aseguran que eso sólo volverá más precario aún a la industria ya que con el poco subsidio que se les da apenas es posible mantenerse, ahora que todo pase a manos de la oligarquía amiga de Narendra imposibilitará todavía más, el desarrollo alimenticio de la país asiático.

Ante esto surgió un alza que evolucionó en una protesta que llegó hasta la capital de Nueva Delhi y como consecuencia que todo Estado débil en desesperación por crecimiento haría, envió a las fuerzas armadas a detener de manera inútil a los protestantes, creando batallas entre ambos bandos dejando miles de heridos

La protesta comenzó a finales del año pasado y continúa hasta ahora, con los granjeros resistiendo ante dicho movimiento, pero hasta sin éxito ya que a pesar de todo el plan de Modi aunque esté detenido sigue con una tendencia hacia la realización, esto podría aumentar aún más la desigualdad y derribar la frágil estabilidad de India que lo dejaría irónicamente a merced de China, un plan en el que intenta fortificarse para combatirlo podría no hacer otra cosa que darle más fuerza al enemigo pues así a través de la privatización, el dragón podría adentrarse en las entrañas del tigre y comenzar a devorarlo desde el centro pues tomaría directamente sus fuentes de alimentos sin olvidar que así le abriría un mayor mercado a China para alimentar a su población y seguir conquistando África y Latinoamérica.

Otro ámbito sería la desestabilización laboral que podría pasar de simples revueltas a nuevos estallidos civiles, una piedra angular que no sólo China, sino también Pakistán y otros podrían usar para desmantelar a la India, ya que hay que recordar que este país está rodeado de enemigos, ante los ya mencionados podrían ser añadidos Sri Lanka, Bangladesh y Nepal, aunque extendiéndose un poco más otros como Irán podrían empezar a tomar cartas en el asunto.

Por otra parte, aunque el Estado hindú pretenda acercarse a sus aliados a través de estas reformar y atraer inversión occidental, la geografía comenzará a jugar en su contra a largo plazo, pues el no ser autosuficiente en el sector alimenticio a un país de tal tamaño y población, sólo puede resultar en pérdidas.

Conclusión.

India ha colocado el pie en el pantano dejándolo en una pésima posición ante su más grande enemigo y dejando en duda a Narendra Modi en su proyecto nacionalista que comienza a tambalear, exponiendo poco a poco cómo este deriva en un nuevo fascismo que aunque apoyado por occidente, la historia nos ha demostrado que este no puede durar ya que sólo será usado como pivote contra los enemigos la región en declive llevándolo a un doloroso proceso de fragmentación.

*Carlos Venegas Toledo es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad Autónoma de Durango, cursó Análisis Geopolítico en la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM; cursó Estudios Geopolíticos en la Universidad de Carlos en Praga. Es integrante de Unidad Democrática Sinaloa UDS, movimiento político ciudadano.

Contacto a: wakv777@gmail.com

Twitter: @CEVT10