REPRODUCEN AXOLOTES EN ACUARIO MAZATLÁN.

Son alrededor de 200 las primeras crías que nacen en la institución a seis meses de su llegada.

Con buenas noticias se encuentra Acuario Mazatlán, pues en su labor de conservación de la fauna silvestre esta semana se logró la eclosión y alimentación del Axolete mexicano (Ambystoma mexicanum), los primeros ajolotes mazatlecos.

Se trata de las primeras doscientas crías aproximadamente, de lo que apunta a ser una aportación importante para la especie.

La eclosión de estos anfibios se dio el pasado 9 de febrero, luego de seis meses de su llegada a las instalaciones, mediante el convenio de colaboración que se tiene con Acuario Inbursa, y en un proceso lento de adaptación del medio, así como la generación de las condiciones para el seguimiento de su reproducción.

El logro se da gracias a la experiencia y dedicación de cada uno de los colaboradores del área responsable.

El también llamado ajolote es una salamandra larga y cilíndrica, que alcanza una longitud de unos 30 centímetros, sus patas son cortas, tiene cuatro dedos en cada una de sus patas delanteras y cinco dedos en cada una de sus patas traseras.

Esta especie puede llegar a vivir de 10 a 15 años en vida silvestre y hasta 25 años bajo cuidado humano.

Actualmente está catalogada en peligro crítico de extinción según la lista roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza.

Las principales causas que estén en tal situación son por la pérdida de hábitat, la existencia de especies invasoras, la sobreexplotación, la contaminación y su consumo como alimento.

El hábitat de esta especie originaria de México se encuentra solo en el lago Xochimilco y el lago Chalco, ambos adyacentes a la Ciudad de México. Xochimilco y Chalco son parte de un complejo de cinco lagos, entre los cuales los aztecas construyeron la Ciudad de México y alrededor de los cuales la ciudad se ha expandido desde entonces.