SE CUMPLEN 6 AÑOS DEL” PENAL-NOERAPENAL” DE ARJEN ROBBEN QUE ELIMINÓ A MÉXICO DEL MUNDIAL.

  • Hace seis años México fue eliminado en el Mundial de Brasil 2014 ante Holanda.

Han pasado 2 mil 190 días desde aquella trágica tarde de 29 de junio en Fortaleza, Brasil, en donde la Selección Mexicana de Futbol pasó del cielo al infierno en menos de cinco minutos y fue eliminada del Mundial de 2014, cayendo en octavos de final ante Holanda.

La herida sigue ahí y siempre estará para recordar esa forma tan inverosímil en la que el Tri se despidió de la Copa del Mundo. Con una primera ronda de ensueño, México llegaba a tope para medirse ante Holanda, y lo estaban demostrando en la cancha. La novela tomó tintes de dramatismo con una lesión de Héctor Moreno que lo dejó fuera del partido, luego de cometer una falta en el área ante Arjen Robben, la cual no fue marcada antes de finalizar el primer tiempo.

El júbilo inundó la Arena Castelão con el gol de Giovani dos Santos, cuando apenas arrancaba la parte complementaria. México se plantó y resistió los embates de Holanda, pero no aguantó hasta el final.

Al 86′ empató Wesley Sneijder y la afición azteca enmudeció. Todo indicaba que el juego se iría a tiempos extra, pero vino lo peor. Jugada por el costado derecho de Arjen Robben, quien ya lo había intentado una y otra vez, y se había topado con la presencia de Guillermo Ochoa o con algún defensor mexicano, pero bien dicen que “la última fue la vencida”.El holandés se quitó la marca de Diego Reyes y luego apareció Rafael Márquez, para cometer el penal más polémico del Tri en la historia de los Mundiales. Klaas Jan Huntelaar anotó en tiempo de compensación y eliminó a México.

Son ya seis años de aquella eliminación. Un trauma que la Selección Mexicana tendrá presente durante toda su historia y que la afición no olvida. Un villano favorito que se llama Arjen Robben para victimizarse y no asumir los errores tácticos que se cometieron durante los últimos 30 minutos del encuentro, al cederle la posesión a Holanda.

La caída para el Tri fue muy dolorosa. Tal vez la más dolorosa, junto con la de 2006 ante Argentina, en los Mundiales. Siempre existirá el fantasma del #NoEraPenal.