Se elevará turismo de Mazatlán sin descuidar las colonias: Rubén Rocha Moya

*El candidato a la gubernatura se reunió con habitantes de los asentamientos populares para escuchar sus necesidades y plantearles propuestas de transformación de Sinaloa 

* Manifiesta que trabajadores del sector turístico y sus familias requieren tener condiciones de vida digna, como pavimentación, servicios públicos, vivienda, agua potable y tratamiento de aguas negras 

El candidato de la alianza Morena-PAS a la gubernatura, Rubén Rocha Moya, afirmó que su gobierno potenciará el turismo de la Perla del Pacífico porque genera recursos, riqueza y empleo, sin olvidarse de las necesidades de los habitantes de las colonias.

“Hay que apoyar las áreas más desprotegidas, en Mazatlán hay que elevar su capacidad turística sin descuidar a las colonias populares, que dotan de trabajadores al área turística, pero que requieren tener condiciones de vida digna, como la ampliación y mejora de la pavimentación, los servicios públicos, el agua potable y el tratamiento de aguas negras”, puntualizó en encuentros con militantes y simpatizantes en las colonias Hermanos Flores Magón, El Venadillo y Francisco I. Madero.

A las reuniones acudieron vecinos de colonias y comunidades como la Pino Suárez, Quinta Chapalita, Jesús García, Lázaro Cárdenas, Centro, El Walamo, integrantes de la organización magisterial Somos Más que 53 y desplazados de Concordia.

Rocha Moya aseguró que también se apoyará a los pescadores ribereños de Mazatlán y de todo Sinaloa, porque son un sector discriminado, descuidado y abandonado, y refrendó el reciente compromiso que hizo en el campo pesquero Costa Azul, en Angostura, para reactivar el programa de motores marinos y ayudarlos con el costo de la gasolina.

En el mismo sentido, el abanderado de la alianza Morena-PAS destacó que en Mazatlán se encuentra la cuenca lechera más grande de Sinaloa y, por ello, los ganaderos recibirán especial apoyo para que resuelvan problemas como la pérdida del estatus sanitario.

Respecto a las familias desplazadas de las comunidades serranas por la violencia que bajan a refugiarse a las ciudades, como Mazatlán, resaltó que contarán con la ayuda de su gobierno para resolver el problema a fondo, porque son personas que han perdido sus viviendas y tierras.