ANALIZAN MEDIOS INTERNACIONALES PERDIDA DE MAYORIA EN EL CONGRESO.

Morena pierde la mayoría en el Congreso: lo que cambia para AMLO en su intento de consolidar su “Cuarta Transformación” en México

AMLO no consigue mantener la mayoría calificada en la Cámara de Diputados que le facilitaba aprobar reformas constitucionales, lo que obligará a su partido a negociar con la oposición

A Andrés Manuel López Obrador (AMLO) le tocará gobernar de forma diferente en México en la segunda mitad de su sexenio.

Los resultados preliminares de las elecciones intermedias celebradas este domingo en el país volvieron a señalar a su partido Morena como el más representado en la Cámara de Diputados, pero con una mayoría no tan aplastante como la que gozaba hasta ahora.

Según el conteo rápido dado a conocer en la noche del domingo con tendencias representativas de los resultados, Morena obtendría entre 190 y 203 diputados, frente a los 256 diputados con los que contaba actualmente

Esto supone que perdería la mayoría absoluta (más de la mitad de la Cámara) que tenía hasta ahora, pero que lograría junto a sus aliados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y del Partido del Trabajo (PT), sumando en total entre 265 y 292.

Sin embargo, la coalición de Morena y sus socios no mantendría la mayoría calificada (más de dos tercios) con la que contaba desde 2018 y que le permitió estos tres años aprobar reformas profundas e iniciativas del presidente mexicano sin apenas debate o negociación con la oposición.

Es decir, que podrán seguir manejando el proceso legislativo en lo que se refiere a aprobación de leyes o presupuestos, pero deberán buscar alternativas para sacar adelante reformas constitucionales de mayor calado y necesarias para consolidar los cambios de la llamada “Cuarta Transformación” (4T) con la que AMLO pretende dejar huella en la historia del país

Curules estimadas en la Cámara de Diputados

Morena: 190-203 diputados

PVEM: 40-48 diputados

PT: 35-41 diputados

PAN: 106-117 diputados

PRI: 63-75 diputados

PRD: 12-21 diputados

MC: 20-27 diputados

PES: 0-6 diputados

Redes Sociales Progresistas: 0-0

Fuerza por México: 0-0

Mayoría absoluta: más de 250 diputados. Mayoría calificada: más de 333 diputados

La alianza opositora, formada por los tres grandes partidos tradicionales de México —Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD)—, recupera un notable terreno respecto a los últimos comicios pero queda lejos de cualquier mayoría al sumar en total entre 181 y 213 diputados.

La elección, considerada la más grande de la historia de México y que tuvo una importante participación de entre el 51,7 y 52,5% del electorado, elegía también unos 2.000 cargos locales y los gobernadores de 15 de los 32 estados del país.

Y es aquí donde Morena obtuvo un respaldo masivo. Si hasta ahora dirigía seis estados del país, gracias a sus coaliciones territorialespasaría a gobernar en 16, según los conteos rápidos de las gubernaturas que se eligen cada seis años

“Reflexión para AMLO”

“México no dio ese voto masivo a Morena que algunos pronosticaban y vamos hacia una Cámara donde será necesaria la construcción de muchos consensos”, le dice a BBC Mundo la analista política Palmira Tapia.

En su opinión, el resultado de este domingo debería llevar a AMLO y Morena a “una profunda reflexión para ver qué se está haciendo mal” y descubrir por qué no se ha conseguido trasladar al partido el arrollador éxito que el mandatario tuvo en las elecciones presidenciales de 2018.

“López Obrador ha mostrado habilidad en ser el centro de opinión del país, pero estos liderazgos son frágiles cuando no están respaldados por un partido organizado e institucionalizado. De algún modo, ahora tenemos un presidente sin partido, que lo hace muy vulnerable”, opina

Tapia, que no descartaba que AMLO impulsara incluso la redacción de una nueva Constitución como gran legado de su 4T en caso de mantener la mayoría calificada, destaca cómo esta posición más debilitada en la Cámara le dificultará enormemente acometer grandes cambios que requieran modificaciones en la Constitución como una reforma energética, cambios en el sistema judicial o en la ley electoral.

“El presidente tendrá que ser muy selectivo de en qué canasta pone los huevos, porque este escenario le será más costosa cualquier negociación”.

Este lunes, sin embargo, el presidente evitó pronunciarse sobre posibles cambios en su estrategia ante el nuevo escenario de Morena en la Cámara. “Estoy feliz, feliz (…). Lo que se reafirmó ayer es que continúe la política de transformación, y lo decidió el pueblo”, aseguró.

La mayoría en la Cámara de Diputados “significa tener garantizado el presupuesto suficiente para los más necesitados”, destacó AMLO en su conferencia diaria donde aprovechó a hablar de algunos de sus proyectos estrella como la refinería de Dos Bocas o el Tren Maya para los que aseguró contar “con recursos suficientes”.

Según el politólogo y analista Bernardino Esparza, en lo que le queda de gobierno a AMLO podríamos asistir a dos discursos distintos.

“Uno, el del diálogo por parte de diputados y senadores (de Morena); y otro, el que el presidente mantenga en sus conferencias de prensa cada mañana con críticas a la oposición, etc.”, afirma.

“Nosotros vamos a seguir polemizando, sacudiendo conciencias, zarandeando para que se despierte, se entienda”, alertó AMLO este lunes.

Eso sí, volvió a descartar que vaya a presentarse a una reelección presidencial. “Me falta redondear la obra de transformación, consumarla, pero para eso es suficiente llegar a septiembre del 24 (…). Pero (para entonces) ya tendríamos el cambio de mentalidad, que eso es irreversible, es el cambio mas importante”.

¿Qué alternativas tiene ahora Morena?

Para seguir sacando adelante sus iniciativas en el Congreso, son varias las opciones que se abren para Morena a partir de ahora.

Una de ellas es la que apunta a la negociación con formaciones minoritarias como MC, que con sus entre 20 y 27 diputados podría convertirse en un “partido bisagra” determinante para inclinar la balanza de las votaciones de uno u otro lado.

“La estrategia de MC de ir en solitario a esta elección fue exitosa. Como el Partido Verde, MC va a negociar caros sus votos”, pronostica Tapia, quien no prevé más aliados permanentes para Morena sino negociaciones individuales con las formaciones por cada reforma que se quiera aprobar

El Verde es un partido envuelto en polémica tras haber sido socio del PAN y el PRI en el pasado. Tras su sorprendente alianza con Morena en la última legislatura, este domingo vio multiplicar por cuatro su número de diputados en comparación con los comicios de 2018.

“Veo volátiles los apoyos del Verde y el de MC. Sobre todo el de MC, que con su agenda progresista podría no estar tan claro a quién daría su apoyo”, agrega la analista.

Esparza también cree que la primera opción de Morena será dialogar con otros partidos o con diputados de manera individual, un escenario para el que solicita “transparencia” para que los ciudadanos sepan qué se acuerda en cada caso para que miembros de la oposición se alíen con el gobierno y voten a su favor.

Sin embargo, el catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Salle tampoco descarta que, en este nuevo escenario sin mayoría calificada, AMLO “intente gobernar por decretos”.

“Pero no hay que olvidar que pueden ser impugnados ante el Poder Judicial, como hemos visto recientemente con la Ley de Hidrocarburos… por lo que los tribunales podrían tener mucha actividad”, asegura

Recuperación de la oposición

Tras la publicación de datos finales en los próximos días es probable que le siga la habitual judicialización de resultados, cuando los partidos políticos presentan impugnaciones en algunos niveles donde creen que pueden haber ganado y que podría arrojar algún cambio.

Sin embargo, y pese a las notorias y públicas críticas que AMLO ha realizado al Instituto Nacional Electoral (INE) a raíz de algunas de sus decisiones en campaña, el presidente dejó claro este lunes su respeto a los resultados.

“Se reafirmó el camino a la democracia fundamental, que se puedan dirimir las diferencias por la vía electoral y pacífica. (Fue una) elección histórica (…), porque fueron libres, limpias como no sucedía en otros tiempos”, subrayó.

“Pero lo más importante es el debate que se trae, y que vamos a seguir dando, y que todas nuestras diferencias se puedan resolver por la vía electoral”

Mientras tanto, y pese a que llegaba a esta elección fragmentada y tras sufrir un notable desgaste, la oposición de Morena no alcanzó este domingo ninguna mayoría pero sí logró una importante recuperación.

Especialmente llamativo es el caso del PAN, que de los 77 diputados que tenía hasta ahora pasaría a contar con entre 106 y 117

“Es interesante que el PAN, que representa el conservadurismo opuesto a lo que defiende el presidente y que tanto ha estado criticando estos años, sea la segunda fuerza de la Cámara. Esto representa la polarización que hay en México”, opina Tapia.

“Habría que revalorar si esa estrategia del presidente de mencionar el conservadurismo en todas sus conferencias cada mañana fue quizá incluso contraproducente, a la vista de cómo se ha fortalecido el PAN desde 2018”, remata la analista.

Peor suerte corrieron los partidos tradicionales en las gubernaturas. 13 de los 15 estados en juego contaban hasta ahora con gobernadores del PRI, PAN o PRD. Según los datos preliminares, sin embargo, el cambio de color será mayoritario en ellos y solo Querétaro y Chihuahua continuarían en manos del PAN y sus aliados.

Por su parte, las coaliciones de Morena gobernarían en 11 de los estados donde se celebraron elecciones (mientras que en San Luis Potosí ganarían sus aliados del Verde y el PT, que se presentaron con candidatura propia).

Morena vencería por ejemplo en Guerrero, donde no le pasaría factura la polémica por su excandidato Félix Salgado Macedonio que fue denunciado por violación y finalmente sustituido por su hija tras ser inhabilitado por el INE por no justificar unos gastos de precampaña.

La batalla por Nuevo León, el motor industrial del país, se saldaría por su lado con la victoria del candidato de Movimiento Ciudadano, Samuel García, quien se confirmaría como un contrapeso del gobierno desde la franja fronteriza

La derrota más fuerte para Morena sería en Ciudad de México, donde según los datos preliminares perdería el control de varias alcaldías tras su arrollador éxito en 2018. “Hay que trabajar más con la gente, porque sí es un contraste”, reconoció AMLO, quien atribuyó los datos al “bombardeo” de medios de información.

“Aquí es donde más se resiente la guerra sucia”, dijo