SRE y Femexfut planean el Mundial 2026: buscan una reunión entre AMLO y la FIFA.

Autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) hacen estiramientos y calientan para que el balón pueda rodar en México en el Mundial de 2026, que el país recibirá como anfitrión junto con Estados Unidos y Canadá.

Con ese fin, el canciller Marcelo Ebrard y el presidente de la Femexfut, Yon de Luisa, se reunieron este miércoles para trabajar en “una hoja de ruta” que permita avanzar en los preparativos para el torneo, informó la SRE en un comunicado difundido esta tarde.

En el encuentro, el gobierno federal se comprometió “a otorgar las mejores garantías para la organización de la máxima justa del balompié con acciones en materia de comunicaciones, migración, seguridad, derechos humanos y protección a la propiedad industrial”, añadió la Cancillería.

Otro punto clave del trabajo entre autoridades federales y federativas es buscar que se realice una reunión entre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Este es el segundo encuentro entre la SRE y la Femexfut, y en él también participaron el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, y el secretario general de la federación, Íñigo Riestra.

“(Recibir el Mundial), en conjunto con Estados Unidos y Canadá, es un símbolo de la gran cooperación y excelente relación con los gobiernos de estos países, como quedó demostrado en la reciente Cumbre de Líderes de América del Norte”, indicó la Cancillería, en alusión a la reunión que en noviembre sostuvieron en Washington, DC, los presidentes López Obrador y Joe Biden, así como el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Hace algunas semanas, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, llamó a que el juego inaugural del Mundial de 2026 se realice en el Estadio Azteca, al sur de la capital.

México ya ha sido anfitrión de dos mundiales, en 1970 y en 1986, y en 2026 será la primera ocasión que la sede del torneo sea compartida por tres países.